lunes, 18 de noviembre de 2013

A CAGAR…AL MONTE

Ahora que he tenido la perspectiva suficiente para darme cuenta de que he pasado unas semanas de sobre exigencia, de mal humor  y de días en los que no me he aguantado ni yo, soy consciente de que me ha faltado monte. Pero monte, bien entendido, porque salir a “apretarse” un martes después de trabajar, no es salir a disfrutar, es salir a seguir exigiéndote. Y es ahora cuando lo veo.

Ayer, mientras corría la II Pujada al Migjorn, me daba cuenta de que ese mal humor, lo expulsaba en casa, en mí, o en las maneras de comportarme con otros y en un momento de lucidez, de esos que te da el correr, me dije internamente, que a partir de ahora “A cagar, al monte”  al monte a cambiar por bueno ese mal humor, a soltar la sobre-exigencia y a librarme de mí misma en momentos de atasco… al monte a limpiarme y si es posible, disfrutarlo.  
Lo sé de otras veces, pero en ocasiones…se me olvida. Bea, si te “das una vuelta a tiempo”, luego estás de otra manera. La montaña limpia, oxigena, libera y permite ser.

Espero estar lo suficientemente atenta, para salir “a cagar” cuando se acumule la mierda interna.
 

5 comentarios:

miguelflor dijo...

ja, ja, ja, buena reflexión que yo siempr practico. Además me lo habrán oido decir mis amigos miles de veces el monte es mi "Tranquimazin", soy como Moises subo al monte y bajo con los 10 mandamientos ya lo creo.

Pues ala a ponerlo en marcha y como diría Bebe, "Pa fuera telarañas". Enhorabuena por ese segundo puesto de senior, que buena racha llevas.

ron-raider dijo...

Gracias Miguel, somos parecidos... montañeros, escritores, corredores, activos... pero vas muy por delante me sirves de Gran ejemplo!! Besos campeón!!

Andrea V dijo...

jajajaj buenisimo!!! me pasa igual!! el dia que sales a correr por la montaña estás como si fueses todo el día "drogada" de lo feliz y tranquila que te quedas jjajaja :P
UN BESOO!!

saiyano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
saiyano dijo...

Juan Galera Pérez:
Totalmente de acuerdo Bea, es necesario que caguemos en el monte y no en nuestros seres queridos
Viva el monte y el deporte!!